Atentos
Nacional

Parlamentarios chilenos lideran duro enfrentamiento sobre migración en la XXXVII Asamblea Ordinaria del Parlamento Latinoamericano

Un intenso debate protagonizaron parlamentarios chilenos en la XXXVII Asamblea Ordinaria del Parlamento Latinoamericano (Parlatino) que se realizó en Panamá, en medio de duros cruces con los representantes de Venezuela y Cuba, por la crisis migratoria.

América vive una crisis migratoria sin precedentes, con miles de nacionales de países del sur del continente viajando de manera irregular hacia EEUU, en un flujo que es alimentado además por migrantes irregulares procedentes de todo el mundo.

Más de 157.000 personas que han cruzado la peligrosa selva del Darién, la frontera entre Panamá y Colombia y la entrada a Centroamérica desde el sur, en lo que va de este año.

Según estadísticas, la mayoría de estos viajeros vienen de Venezuela, Ecuador y Haití, que están huyendo del hambre o la violencia y que creen que en EEUU tendrán la oportunidad de dar vuelta a esa situación.

Sin embargo, en el cono sur también se ha desatado una crisis migratoria, especialmente en la frontera que une Chile con Perú, con cientos de venezolanos que estaban atascados en un intento por regresar a su país.

Esto último, fue precisamente un punto importante del álgido debate que se generó, en medio de acusaciones cruzadas, según detalla El Mercurio.

El primero en abrir los fuegos, fue el diputado republicano Cristián Araya, quien apuntó a la “narcodictadura” de Venezuela y de la persecución que se vive en Cuba.

“Cómo vamos a abordar este gran drama, este gran flagelo que vive nuestra Latinoamérica, especialmente mujeres y niñas, si no hacemos mención expresa del origen, en el caso de los venezolanos, de su narcodictadura, que tienen que huir del hambre, de la persecución; o Cuba, en que por decenas de años son perseguidos y pasan hambre, miseria. Hay que decir las cosas por su nombre”, sentenció.

No obstante, sus dichos no cayeron bien en su audiencia, especialmente en su colega chilena, la frenteamplista Maite Orsini, quien hacía gestos con sus manos durante la alocución de Araya.

Posteriormente, al tomar la palabra, la diputada apuntó a la derecha chilena, a quien acusó de mezclar el fenómeno de la migración, con la crisis de seguridad que se vive en nuestro país.

“Es cierto también que como Estado no estábamos preparados para la explosión de la migración; sin embargo, la derecha chilena lamentablemente ha intentado cubrir con un manto de peligro el solo hecho de migrar; se ha desviado el debate sobre la migración y se ha puesto desde la vereda de la seguridad”, acusó.

El intenso diálogo sumó al asambleísta venezolano Julio Chávez, quien refutó las “estupideces”, responsabilizando de la salida de compatriotas al bloqueo internacional.

“Tampoco vamos a dedicar el tiempo a responder algunas estupideces, descalificativos que aquí se han dicho. Queremos decirles que nuestro país, Venezuela, fue un país receptor de migración”, sostuvo.

“No es que los migrantes venezolanos quieran irse a otros países a amargarles la existencia ustedes, no, sino que es consecuencia de ese bloqueo criminal y brutal”, sentenció Chávez.

Luego fue el turno del senador Evópoli, Felipe Kast, quien aseguró que “me duele en el alma ver que, en vez de focalizarnos en el verdadero culpable de la migración, que es la falta de democracia, tanto en Cuba como en Venezuela y Nicaragua, y que este Parlatino que tiene como primer principio defender la democracia, diga que hay que aceptar dictaduras bajo el argumento de la diversidad”.

“Me van a perdonar, pero las dictaduras de los 80, que son inaceptables, son igualmente inaceptables que la dictadura de Ortega, que la dictadura de los Castro, que la dictadura de Maduro. La democracia se defiende siempre y no es necesario decir estúpido a otro por pensar distinto”, refutó.

Pero lejos de calmarse los ánimos, el asambleísta de Nicaragua, Wilfredo Navarro, reafirmó que “juzgar a las democracias de otros países solo corresponde a sus pueblos, no corresponde a los extraños. Hay que poner la pica en Flandes sobre algunas afirmaciones que implican creerse a veces dueños de la verdad y que pueden juzgar a otros gobiernos de otros países sin ver la gran cola que tienen atrás”.

“Hoy, dos, creo que son parlamentarios chilenos, uno en la mañana y otro en la tarde, tuvieron afirmaciones groseras contra el hermano pueblo de Venezuela, de Cuba y contra Nicaragua”, acusó.

“Yo les quisiera preguntar a los señores de Chile si ellos le han ido a preguntar al pueblo mapuche, que si les han ido a preguntar a los muertos de la represión de Piñera y que si les han preguntado a los estudiantes que todavía están presos en Chile y que el presidente de izquierda no los saca, que si existe democracia, pregúntenle al pueblo mapuche, pregúntenles a los presos si consideran que en Chile hay democracia”, criticó.

Cabe destacar que tras el debate, finalmente emitieron una declaración oficial donde solicitaron a los Gobiernos de la región atacar las causas de la migración, especialmente la irregular.

“Es preciso que los Gobiernos de Latinoamérica analicen la problemática migratoria que afecta a toda la región, creando o fortaleciendo políticas públicas y acciones que atiendan las causas de la migración, con el fin de mejorar las condiciones de vida y, por ende, desestimulando la migración irregular”, sentencian.

Noticias relacionadas

Expresidenta Bachelet llama a sacar adelante la reforma tributaria y dejar de lado el «negacionismo del pasado»

Atentos.cl

Aforo reducido y sin candidatos: así será la última cuenta pública de Piñera

ATENTOS

Avanza norma que liberaría a usuarios del costo instalación, revisión y reparación de empalmes y medidores eléctricos

Diario Atentos