Atentos
Agricultura Industria Nacional

Sergio Willer, presidente de SAGO reconoce crisis del agro: “Esto no se trata de quejarse por deporte. Responde a que el retorno no compensa los gastos y los riesgos”.

Sergio Willer es presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno A. G., SAGO, una de las organizaciones gremiales más importantes en el mundo del agro. Recibe el llamado de Atentos con una disposición total a hablar, a diferencia de otros dirigentes gremiales que evitan verbalizar que la agricultura está en crisis.

Resalta varias veces la importancia de que los gremios del agro se modernicen y destaca la labor de la SAGO en ese aspecto, lo que les ha valido la incorporación de nuevos socios “que sienten que estamos haciendo los cambios”.

Sergio, ¿está la agricultura tradicional atravesando por una crisis?

«Yo creo que sí. Las cosas se han ido complejizando a través de los años. Hace 15 años, el rubro de ganadería de carne se veía totalmente en desventaja, ya que cereales, producción de leche, frutas y otros rubros eran claramente más competitivos. Fue el primer indicio de declive, pero las cosas no se detonan en un día, van empeorándose año a año, hasta que se llega a un punto difícil de subsanar

Pero ahora resulta que se han ido sumando otros rubros a la falta de rentabilidad, por diferentes razones. Temas de comercio exterior sin duda han impactado, pero el año pasado, muchos productores que sembraron trigo, tenían sus proyecciones calculadas en base a un valor de 350 -400 pesos por Kg. Luego la realidad fue un rango entre $200 – $300/Kg. Los frutales también han tenido vaivenes importantes, y son productores absolutamente rescilientes para seguir produciendo.

Esto no se trata de quejarse por deporte. Responde a que sencillamente el retorno no compensa los gastos y los riesgos. A nivel sectorial muchas veces le produce incomodidad hablar de productividad y rentabilidad. Pero tristemente, el agricultor vive de lo que produce la tierra. Es una de las razones poderosas que lleva a las familias tomar la decisión de vender e irse a la ciudad, muchas veces parcelando para poder obtener un patrimonio mejor, y también desincentiva a los jóvenes para quedarse o volver al campo para asentarse».

¿Cree usted que el gobierno principalmente a través del ministerio de agricultura ha diseñado implementado políticas públicas a la altura de las necesidades de los agricultores?

«Desde el punto de vista de las instituciones del Estado, comprendemos que los recursos son finitos. También valoramos los esfuerzos hacia la sustentabilidad, que para nosotros es parte del comportamiento ético, nos debe acompañar toda la vida. El problema es que actualmente está adoptando un rol central, como un fin en sí mismo. Y entonces perdemos tiempo en inyectar tecnología, manejos y recursos para ser más productivos, y buscar mejores mercados.

Algunos estudios internacionales, indican que por cada peso que invierte el Estado en ganadería, retornan 3,1. Se multiplica la inversión por tres, ya que son rubros que movilizan muchos servicios, insumos, transportes, comercio, etc. Y eso lo han visto en países como Uruguay, que al igual que muchos otros a nivel internacional, apuesta firmemente como Estado, para facilitar el desarrollo del agro, porque se entiende que es vital para el bienestar interno de la población, y de la economía.

Por eso, poder facilitar procesos, aumentar el techo de patrimonio para mantenerse o acceder a ser cliente de INDAP, apoyar a un programa de suelos que debería contar con un presupuesto al menos tres veces lo actual, es crucial».

Entre los agricultores de diferentes rubros hay muchas críticas hacia la labor de los gremios ¿Cómo las asume?

«La SAGO ha entendido que debe modernizarse, y actuar proactivamente. Por ello, se han estado realizando cambios administrativos, porque entendemos que el principal valor de una organización son sus socios».

Algunos productores de Raps de distintas regiones han señalado que el principal comprador les ha manifestado que cambiarán la forma de pago modificando unilateralmente los contrato ¿Sabe algo eso?

«Sobre el tema de raps, en SAGO no se han recibido reportes de socios afectados, pero estamos recabando información. Siempre es bueno contemplar los diferentes puntos de vista frente a este tipo de situaciones que afectan a las cadenas productivas», finalizó.

Noticias relacionadas

Bachelet y presunto financiamiento de OAS: “Me parece tan extraño”

ATENTOS

Ministra Rubilar en Expo Inclusión: “La recuperación no puede ser solo económica, tiene que ser profundamente social”

Atentos

“Hagamos las cosas bien”: Jaime Mañalich dice que cuarentena de Giorgio Jackson finaliza el martes en la tarde

Atentos