Atentos
Niños

«No me cansaré de buscarlo»: Engañaron a madres vulnerables para adoptar a sus hijos ilegalmente

Hace dos semanas, el gobierno de Holanda suspendió las adopciones de niños extranjeros, luego de que se detectara que, durante décadas, madres de países subdesarrollados eran presionadas o engañadas para dar a sus hijos en adopción.

Sin embargo, no es algo ajeno a Chile, pues los casos que se han detectado tocan a mujeres chilenas que perdieron el rastro de sus hijos, luego de que fueran llevados por familias al extranjero.

Se estima que, desde 1970, más de 20 mil niños chilenos fueron adoptados o sustraídos para ser dados a familias extranjeras. De ellos, 100 se llevaron a Países Bajos.

40 años sin información

Rosa Pacheco contó su caso hace varios años a Meganoticias. Fue en 2014, cuando la mujer, feriante de toda la vida, contó que su hijo Miguel Chaura pasaba de lunes a viernes en un hogar a cargo de la monja holandesa Gertrudis Kuijpers.

Fue ahí donde la religiosa le ofreció llevar al menor a Holanda como parte de una forma de formarlo, acceder a estudios y volver a Chile. La mujer lideraba una fundación para el cuidado de menores, y se le atribuyen al menos 99 adopciones presumiblemente ilegales de niños chilenos que terminaron en hogares de Holanda.

Aprovecharse de la necesidad

Se estima que desde la década de los 70, a Holanda han llegado 40 mil niños adoptados desde 80 países. Brasil, Indonesia, Sri Lanka, Colombia, entre ellos también Chile.

Todos esos países tenían en común una cosa: su nivel de subdesarrollo con altos niveles de pobreza. Mientras tanto, en Holanda y otras naciones del viejo continente, había una gran demanda por ayudar a los niños que supuestamente no iban a tener futuro en su país de origen.

La investigadora de adopciones ilegales, Karen Alfaro, explica que, «dadas las características del rol que cumple Holanda en la comunidad internacional, existía en la sociedad holandesa el argumento de las razones humanitarias precisamente para adoptar niños del tercer mundo, particularmente de países que estaban sufriendo dictaduras militares».

Sin embargo, el argumento humanitario se derrumba tras denuncias que se arrastran hace décadas de adopciones ilegales, falsificación de documentos y relatos de madres de varios países que dicen haber sido engañadas, Holanda decidió suspender las adopciones internacionales.

Los casos de madres chilenas cuyos hijos fueron adoptados ilegalmente en 19 países, especialmente en las décadas del 70 y 80, aumentan todos los días, cuenta la presidenta de la agrupación Hijos y Madres del Silencio, Marisol Rodríguez.

«Les decían ‘te puedo ayudar mientras trabajas’. Posteriormente les decían ‘le puedo ofrecer a tu hijo una vida mejor que la tuya’, pero a otras madres, simplemente, les decían que sus hijos habían fallecido», relata Rodríguez, detallando que les llegan unos 40 casos diarios tanto de Chile como del extranjero.

Noticias relacionadas

Académicas de UCM coinciden en la necesidad de mejorar el paso del kínder a primero básico

Diario Atentos

Seremi del Trabajo y Junji Maule promueven concurso de dibujos del programa en “Chile Sin Trabajo Infantil”

Diario Atentos

Familia debe reunir $150 millones para comprar remedio de pequeña hija

Atentos